Los hábitos de consumo y los canales digitales.

Los hábitos de consumo en el mundo tras la llegada del coronavirus fijaron nuevas prioridades entre las que ubican la seguridad financiera, el ahorro sobre el gasto, la relación calidad-precio y los canales digitales, según un informe de la consultora internacional KPMG.

Entre los resultados más importantes del informe “Respondiendo a las tendencias del consumidor en la nueva realidad” que recogió la opinión de 75 mil consumidores de 12 mercados, figuran que dos de cada cinco consumidores (43%) están preocupados por su seguridad financiera, con Brasil como uno de los tres mercados más impactados, junto con Italia y España.

Además, el 56% de los encuestados aseguró sentirse muy impactado financieramente por la crisis, mientras que más de un tercio (36%) respondió que tras la llegada del Covid 19 priorizan los ahorros sobre los gastos.

A la vez, se estimó que el gasto neto será un 21% menor durante los próximos 6 a 12 meses, comparado con el período anterior al inicio de la pandemia de Covid-19, en tanto que la “relación calidad-precio” califica en un 63% como el principal criterio de compra,

La encuesta rastrea las tendencias del consumidor entre mayo y septiembre de 2020 en cinco sectores: consumo y venta minorista (comestibles y no comestibles), banca, seguros, entretenimiento y esparcimiento, y viajes y turismo.

Seguros fue el único sector que registró una ganancia neta constante de confianza entre los meses de mayo a septiembre; mientras que viajes y turismo, y entretenimiento y esparcimiento, sufrieron el mayor desgaste en ese aspecto.

En general, todos los sectores experimentaron un modesto aumento en la confianza durante septiembre, con excepción de la banca, que se mantuvo en el mismo nivel, concluyó el trabajo.

El 37% dijo estar trabajando más desde su hogar y el 60% planea seguirlo haciendo a futuro, y uno de cada cinco (20%), además, desea quedarse en casa tanto como sea posible, mientras que la confianza en el transporte público cayó un 37%, si se lo compara con el período anterior al inicio de la pandemia.

«Los consumidores permanecen y trabajan desde casa cada vez más, priorizando los ahorros sobre los gastos y realizando negocios de manea digital, incluso más que antes”, afirmó Gary Reader, Director Global de Clientes y Mercados de KPMG International Limited.

El trabajo señaló que existe una dicotomía en cómo los consumidores se han visto afectados económicamente.

«Si bien el 41% responde estar en peor situación financiera, casi la mitad, el 45%, se siente cómodo en este aspecto, lo que podría significar oportunidades de negocios que puedan satisfacer las expectativas de los nuevos consumidores», sostuvo.

«Independientemente de cuán seguros se sientan financieramente, todos los consultados predicen que gastarán menos en los próximos 6 a 12 meses y que están priorizando los ahorros. Quizás no sea sorprendente que la “relación calidad-precio” se clasifique como el principal factor de compra», agregó el trabajo.