NASA: Probaron los motores de Orion en el Centro Espacial Stennis.

La NASA realizó este jueves con éxito una prueba de fuego caliente del Space Launch System (SLS), el cohete más potente que jamás ha construido y pieza central del programa Artemis, que pretende llevar a la primera mujer y al próximo hombre a la Luna.




El SLS es el único cohete capaz de llevar a la Luna la nueva nave espacial Orion con astronautas y suministros en una sola misión, por lo que representa la columna vertebral del programa Artemis. Su objetivo es «volver a la Luna de forma sostenible para preparar el próximo salto de gigante: enviar por primera vez astronautas a Marte». La agencia pretende llevar a la primera mujer y al próximo hombre a la Luna en 2024.


«Claramente obtuvieron el rango completo que buscaban y los aplausos dicen mucho, se ve bastante bien en este momento, pasaron la prueba», dijo la ingeniera de la NASA Kathryn Hambleton en un podcast en vivo sobre los motores del cohete que impulsará el SLS.

Más adelante, la misión Artemis I probará el cohete SLS y la nave espacial Orion como un sistema integrado antes de los vuelos tripulados a la Luna, agregó la NASA.

Durante el ensayo, los motores consumieron más de 2,6 millones de litros de oxígeno líquido y propulsor de hidrógeno líquido, según la NASA. La prueba, que permitió recopilar una gran cantidad de datos que los ingenieros analizarán en los próximos días, terminó con un aplauso del equipo que subrayó el éxito de la prueba.

Los motores de prueba, que fueron construidos por Boeing, mostraron casi ocho veces más potencia que en la primera prueba, realizada el 16 de febrero, dijo la agencia espacial.

Este segundo test de la etapa central del cohete SLS fue realizado en el Centro Espacial Stennis cerca de Bay St. Louis en el estado de Mississippi (EEUU, sur).

En preparación para la prueba, los ingenieros de la NASA encendieron todos los sistemas centrales del sistema, cargaron 3.179.745 litros de hidrógeno líquido y 757.082 litros de propelente criogénico o súper frío de oxígeno líquido en los tanques y encendieron los cuatro motores para simular el despegue, dijo la agencia.