Universidad de Jilin: Desarrollaron un método para crear pantallas de cristal transparente.

Un equipo de científicos de la Universidad de Jilin (China), desarrollaron un método para crear pantallas de cristal transparente no emisoras con un alto contraste de luz blanca que cambia suavemente entre un amplio espectro de colores cuando se carga eléctricamente. La nueva tecnología supera las limitaciones de los dispositivos electrocrómicos existentes al aprovechar las interacciones entre los iones metálicos y los ligandos, lo que abre la puerta a numerosas aplicaciones futuras, afirmaron los investigadores en su estudio, publicado este miércoles en la revista Chem.




Según explicaron los especialistas, la tecnología consiste en que los iones metálicos inducen a una amplia variedad de tintes conmutables a adoptar estructuras particulares, y luego los estabilizan una vez que han alcanzado las configuraciones deseadas. Para desencadenar un cambio de color, basta con aplicar el campo eléctrico para cambiar las valencias de los iones metálicos, formando nuevos enlaces entre los iones metálicos y los interruptores moleculares.

Para probar la tecnología, los investigadores fabricaron un prototipo inyectando un material que contenía sales metálicas, colorantes, electrolitos y disolvente en un dispositivo intercalado con dos electrodos y un adhesivo como espaciador. A continuación, llevaron a cabo una serie de pruebas electroquímicas y del espectro de luz, y descubrieron que las pantallas podían producir colores como cian, magenta, amarillo, rojo, verde, negro, rosa, púrpura y gris-negro de forma eficaz, manteniendo una elevada relación de contraste. Además, el panel podía cambiar fácilmente de transparente e incoloro a negro.

«Creemos que el método de esta pantalla transparente y no emisora puede acelerar el desarrollo de pantallas transparentes y agradables a la vista con una mejor legibilidad en condiciones de trabajo luminosas», subrayó Yu-Mo Zhang, profesor asociado de Química y uno de los autores de la investigación, en un comunicado difundido por EurekAlert!. «En un futuro próximo, las pantallas transparentes no emisoras serán omnipresentes e insustituibles como parte del ‘Internet de las cosas’, en el que los objetos físicos están interconectados mediante un ‘software'», agregó.

El experto señaló que «el bajo coste y el sencillo proceso de creación de este dispositivo de vidrio también beneficiará su producción a gran escala y sus aplicaciones comerciales».

Actualmente, los científicos planean optimizar el rendimiento de la pantalla para que pueda cumplir rápidamente los requisitos de los paneles de gama alta para aplicaciones del mundo real. «Esperamos que cada vez más investigadores e ingenieros visionarios cooperen entre sí para otimizar las pantallas electrocrómicas y promover su comercialización», concluyó Zhang.

Fuente
https://www.eurekalert.org/pub_releases/2021-03/cp-aec030321.php