Supercomputadora Atos para la investigación del tratamiento del Coronavirus.

El Centro Hartree del Reino Unido despliega la supercomputadora Atos para la investigación del tratamiento del Coronavirus

Estos esfuerzos se suman al trabajo con supercomputadoras Atos en República Checa y a la plataforma digital en la Ciudad de Viena que apoyan la investigación y control de COVID-19

Buenos Aires, 11 de mayo de 2020 – Atos, líder mundial en transformación digital, anunció que una de las supercomputadoras más avanzadas del mundo, la poderosa BullSequana X1000 instalada en el Centro Hartree del Consejo de Instalaciones Científicas y Tecnológicas (STFC), está proporcionando potencia de supercomputación para ayudar en los esfuerzos mundiales de descubrimiento de drogas para ayudar a combatir COVID-19.

El equipo del Centro Hartree trabaja en estrecha colaboración con la Facultad de Medicina de la Universidad de Washington, que dirige el proyecto Folding@home, que permite a una comunidad mundial de colaboradores prestar capacidad no utilizada en sus computadoras personales para alimentar simulaciones de las interacciones de las drogas. Si bien se dispone de mucha potencia de computación para ejecutar esas simulaciones, para crear las estructuras de las drogas que se van a simular se utilizan métodos complejos y de memoria intensiva que requieren supercomputadoras. Por lo tanto, la creación de estas estructuras de drogas se ha convertido en el cuello de botella en el uso de la enorme cantidad de potencia de cálculo disponible en Folding@home.

Utilizando parte de la capacidad de la supercomputadora Atos BullSequana X1000 del Centro Hartree, el equipo está acelerando este proceso y creando nuevas estructuras de drogas para ser simuladas completamente a través de la potencia de computación distribuida de Folding@home.

Los sistemas Atos BullSequana X1000 de Hartree también se están utilizando para apoyar la labor de CompBioMed, el Centro Europeo de Excelencia en Biomedicina Computacional, como parte de un esfuerzo mundial que incluye cientos de investigadores de los Estados Unidos y Europa para abordar diferentes aspectos de Covid-19. Como medida provisional antes de que se pueda producir una vacuna, se necesitan productos farmacéuticos que puedan reducir la gravedad de la enfermedad o que puedan utilizarse como medida preventiva. Esto requiere que miles de compuestos sean examinados en forma de simulaciones avanzadas, lo que exige altos niveles de potencia de cálculo. Los sistemas del Centro Hartree se están utilizando como parte de un conjunto excepcional de supercomputadoras en todo el mundo que se están aprovechando para realizar estas simulaciones.

Alison Kennedy, Directora del Centro Hartree del STFC, dijo: «Tenemos una capacidad de supercomputación enormemente potente a nuestra disposición aquí en el Centro de Hartree, por lo que nuestro personal buscaba naturalmente oportunidades para contribuir a los esfuerzos computacionales mundiales para hacer frente a la pandemia de COVID-19. La forma en que funciona el proyecto folding@home es tomar un posible compuesto y utilizar simulaciones informáticas para ver cómo interactúa con el virus. No es una forma de proporcionar una vacuna, pero si se identifican los compuestos antivirales adecuados, podría ayudar a tratar a los pacientes que han contraído el virus, lo que podría ayudarles a mejorar más rápidamente y a reducir la carga de los servicios de atención sanitaria fundamentales».

El equipo espera identificar terapias antivirales que interrumpan una o más de las proteínas necesarias para el ciclo de vida de COVID-19, lo que ayudaría a prevenir una mayor propagación del virus.

Andy Grant, Vicepresidente Global de Grandes Operaciones Estratégicas de HPC de Atos, añadió: «Ya sea probando nuevos compuestos o realizando simulaciones de drogas a velocidad, los análisis apoyados por super computadoras están en una posición única para ayudar en la búsqueda de tratamientos potenciales de COVID-19.

Carlos Abril, CEO de Atos para la Región Austral Andina menciona ¨Atos ha estado siempre a la vanguardia en el desarrollo de supercomputadoras y es grato ver los esfuerzos y compromiso de la compañía a nivel global para desempeñar un papel clave desde nuestro conocimiento en lo que se ha convertido en un enorme esfuerzo internacional coordinado para investigaciones del tratamiento para el coronavirus».

Atos trabaja con el Centro Hartree, situado en el Laboratorio Daresbury, en apoyo de una colaboración más estrecha entre el mundo académico y la industria mediante la potencia de la supercomputación y el aprendizaje profundo.

Del mismo modo dos supercomputadores Atos en la República Checa apoyan la investigación de COVID-19. Situadas en el centro nacional de supercomputación de la Universidad Técnica VSB de Ostrava, en la República Checa, se han puesto a disposición de los investigadores y empresas que realizan investigaciones relacionadas con COVID-19.

Por su parte, el Servicio de Salud de la Ciudad de Viena, ha encargado a Atos, que desarrolle y ponga en práctica un Sistema de Gestión de Epidemias (EMS) para apoyar el control de la propagación de las enfermedades infecciosas. Así, puso a disposición de los municipios y provincias de Austria una plataforma digital (EpiSYS), que almacena y gestiona todos los datos de los pacientes y los datos relacionados con el virus -incluido el seguimiento y localización de los informes de incidentes de los pacientes, en tiempo real.

Supercomputadora Atos para la investigación del tratamiento del Coronavirus.
Scroll hacia arriba